Blog dedicado a tratar temas sobre electrónica y disciplinas asociadas, así como actualidad de manera clara y sencilla.
Bienvenido a Electrónica Radical. Suscribete al Feed para recibir la información publicada en tu correo electrónico.

enero 08, 2016

La nube y su accion en Pro del Medio Ambiente


El cloud computing o computación en el nube es definida por el Instituto Nacional de Estándares y tecnología (NIST en inglés) como: “un modelo para habilitar un acceso conveniente, por demanda, a un conjunto compartido de recursos computacionales configurables, tales como redes, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios, los que pueden ser rápidamente aprovisionados y liberados con un esfuerzo mínimo de administración o de interacción con el proveedor de servicios”.

Según un estudio realizado por Accenture y WSP Environment and Energy, por encargo de Microsoft, la nube también es beneficiosa para el medio ambiente y puede ayudar a las compañías a reducir su consumo de energía y sus emisiones de carbono en aproximadamente un 30%.

Las pequeñas empresas, de aproximadamente 100 empleados, que se mudan desde servidores in situ a la nube pueden tener un ahorro en su consumo energético y en sus emisiones de carbono de hasta un 90%, según lo encontrado por los investigadores. En las empresas de mediano tamaño, de aproximadamente mil empleados, estos porcentajes son desde un 60% a un 90%.

Según el estudio, los factores que permiten que la computación en nube logre estas impresionantes cifras en la reducción del consumo eléctrico y de las emisiones de carbono son esencialmente cuatro:

  • Las provisiones dinámicas, es decir, la reducción de pérdida de recursos informáticos a través de una mejor adecuación de la capacidad del servidor a la demanda real; 
  • El multi-arrendamiento, esto es armonizar las cargas relativas a servir a un gran número de organizaciones y usuarios en la infraestructura compartida; 
  • La utilización del servidor, que implica emplear servidores con una tasa de funcionamiento más alta; 
  • La utilización de datos avanzados para el diseño de infraestructuras, ya que se puede reducir la pérdida de energía a través de la mejora de la refrigeración, el acondicionamiento de energía, entre otros.
Los resultados del estudio de Microsoft se condicen con los encontrados en el estudio “Cloud Computing Energy Efficiency” de la consultora Pike Research, enfocada en las tecnologías verdes. El estudio llevado a cabo por esta firma estima que la computación en nube ayudará a reducir los gastos globales de energía de los centros de datos en un 38% hacia el 2020. En el estudio se consigna que los beneficios de la nube son sustanciales, y que tendrán importantes implicaciones en la reducción tanto del consumo energético – que puede disminuir de 23.000 millones de dólares en 2010 a 16.000 millones de dólares en 2020– como de las emisiones de los gases de efecto invernadero. Se resalta además, el hecho de que muy pocas tecnologías limpias tienen la capacidad de reducir el gasto energético y la emisión de gases de efecto invernadero con tan poca perturbación en los negocios.

En los tiempos que corren, los gobiernos y entidades internacionales exigen y alientan a las organizaciones a ser más “verdes”, evitando que sus negocios dañen al medio ambiente. En este sentido es interesante analizar la nube como una manera de ayudar a los clientes que hacen uso de ella a mantener políticas de sostenibilidad medioambiental.

La razón es simple: al utilizar los recursos de manera más eficiente, el gasto de energía en el que se incurre es también menor que el que harían las infraestructuras de TI de los clientes si estuvieran implantadas de manera individual.
Pero, adicionalmente existe otra razón de peso directamente relacionada con las características técnicas que deben tener los dispositivos con los que se accede a los servicios en la nube. Actualmente estos requerimientos no son exigentes, existiendo un amplio margen de innovación/evolución hacia el desarrollo de dispositivos hechos con materiales reciclables o que dejen menor huella en el medio ambiente.

Fuentes:
Newsletter eLAC #14 Marzo 2011 – TIC y Medio Ambiente. - Enlace: http://goo.gl/Fx9U1o
La nube: oportunidades y retos para los integrantes de la cadena de valor. - Enlace: http://goo.gl/b4aQeJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!